Moda & Estilo

Joyas Místicas: El diamante Hope

El mundo de la joyería ha estado presente en algunos de los momentos más importantes de nuestra historia. Algunas joyas tenían el mito de estar maldecidas, por lo que detrás de muchas de ellas se encuentra una historia realmente interesante. Es el caso del diamante Hope! Te contamos su historia…

Son pocas las joyas que han llegado a convertirse ejemplares exquisitos, incluso de fama superior a las personas que han tenido el honor de portarlas. Es de resaltar que en su mayoría estas personas eran miembros de la realeza. Las joyas más importantes siempre han destacado entre los príncipes, emperadores, nobles, reyes y reinas.

El diamante Hope, puede ser una de estas joyas increíblemente populares. Es de un color azul muy intenso, una característica muy particular que lo hace muy especial. Su peso actual es de 45 quilates. Esta piedra era originaria de la India, y según los registros, adornaba la frente de un ídolo local, pero fue robada.

Durante el año 1642 el Diamante Hope fue llevado a Europa, por un contrabandista francés. Esta joya era de una belleza incalculable, como su valor, igualada sólo por su misteriosa maldición, lo que la convertía en una gema aún más interesante.

Se decía, que aquellos que portaban el diamante Hope, sufrirían una muerte trágica y desgracias inesperadas en su vida. El contrabandista francés Jean Baptiste Tefernier, tras vender la piedra entró en quiebra y huyó a Rusia, donde fue encontrado muerto de frío.

Luego, el increíble diamante llegó al Rey Luis XIV de Francia, cuyo joyero real convirtió este ejemplar de 112,5 quilates en una magnífica piedra de 67. La joya se exhibió en muchas de las ceremonias celebradas por el rey y llegó a la época de Luis XVI, donde fué robada tras la revolución francesa. No volvió a aparecer hasta el año 1824 como gema de la colección de la familia Hope. Tras muchos años en esta familia tuvo que ser vendida y hoy en día se encuentra expuesta en el Museo Nacional de Historia Natural de la Institución Smithsoniana, en Washington D.C.

 

Después de conocer un poco más acerca de esta impresionante joya podemos decir que es uno de los ejemplares de joyería más interesante y valiosos que han existido.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *